viernes, 24 de marzo de 2017

UN VOLCÁN EN MI ESCUELA

Ya llevamos tiempo hablando de los volcanes, especialmente en aquellos tiempos en que nuestro planeta (relativamente joven) estaba plagado de dinosaurios, gigantescos helechos que cohabitaban con los ríos de lava, las terribles explosiones volcánicas y las convulsiones ocasionadas por los terremotos.




Todavía hoy la Tierra, este planeta siempre cambiante, ruge a través de sus volcanes, tiembla con sus explosiones y crea nuevos territorios con lava que vierten en los mares.


En nuestra clase quisimos recrea un volcán, para ello y gracias a un experimento propuesto en el curso "La maleta de la ciencia" celebrado en el C.E.P. Luisa Revuelta de Córdoba comenzamos a crear nuestro singular volcán.

Los ingredientes básicos son los siguientes:

bicarbonato sódico

vinagre

colorante

arena

Sobre una superficie de cartón grueso echamos arena y comenzamos a moldearla en forma de cono con una amplia base.



En la parte más alta del cono abrimos un orificio en el que introducimos una botella pequeña de plástico.


Para que la arena se mantuviera compacta la mojamos con un poco de agua, también añadimos guijarros y piedras de diversos tamaños.


Poco a poco fuimos completando nuestro volcán en un medio que se asemejase lo más posible a los entornos volcánicos naturales.







 En el interior del cráter echamos bicarbonato sódico (un tercio de la capacidad de la botella), sobre este compuesto vertimos vinagre y...

                                                            ¡Este es el resultado!



Completamos este experimento con algunos trabajos más.





Y así de felices nos sentimos con esta experiencia que ha despertado una vez más la creatividad en nuestras mentes.



Un homenaje al Teide, la montaña más alta de España, situada en la isla de Tenerife perteneciente al archipiélago de Canarias.


                                           ¡Nos veremos muy pronto amigos y amigas!